SEA SHEPHERD APLAUDE EL FIN DE LAS CACERÍAS DE BALLENAS EN EL OCÉANO AUSTRAL

Desde el año 2002, Sea Shepherd se ha opuesto a las operaciones de caza de ballenas en el Santuario de Ballenas del Océano Austral, por medio de expediciones a aguas antárticas que se iniciaron el año 2002 y que devengaron en campañas contínuas entre los años 2005 y 2017.
Durante ese período y gracias a las intervenciones de Sea Shepherd., más de 6.000 ballenas fueron salvadas de los arpones de los balleneros comerciales japoneses que fingían actuar como balleneros científicos.
En 2017, el gobierno japonés comenzó a invertir millones de dólares en esfuerzos por reforzar la seguridad para evitar que Sea Shepherd interfiriera con su flota en las operaciones ilegales. Estas medidas de seguridad incluían monitoreo militar en tiempo real.
A pesar de que estas medidas evitaron que Sea Shepherd regresara al Océano Austral el 2018, también ubicó a Japón en la posición de desembolsar enormes recursos en seguridad contínua.
En otras palabras, el costo de evitar la intervención de Sea Shepherd se volvió muy oneroso.
Esto, más el veredicto de la Corte Internacional de Justicia que expuso a la investigación de Japón como fraudulenta, sumado a la condena mundial de sus actividades en el Océano Austral ha llevado, según la opinión del Capitán Paul Watson de Sea Shepherd, a la decisión de declarar abiertamente que retomarán las actividades de caza comercial de ballenas.
El guión de hacerse pasar por científicos ha sido dejado de lado y eso significa que no puede haber ninguna justificación para cazar ballenas en un santuario de ballenas establecido internacionalmente. Éste será el último año de actividades de caza de ballenas en el Océano Austral.
El objetivo de Sea Shepherd de terminar con la matanza de ballenas en el Santuario de Ballenas del Océano Austral se ha cumplido. Ésta es una victoria para la campaña cuyo objetivo es hacer del Océano Austral una zona libre de cacerías de cetáceos.
Si Japón decide abandoner la Comisión Ballenera Internacional (CBI por sus siglas en español), permitirá a la CBI aprobar la moción de establecer un Santuario de Ballenas en el Atlántico Sur y, por lo tanto, poner fin a la caza de ballenas en el Hemisferio Sur.
Japón se une ahora a Noruega e Islandia como naciones balleneras fuera de la ley en el Pacífico Norte y el Atlántico Norte.
Las Guerras por las Ballenas en el Océano Austral pronto terminarán. El foco ahora debe estar en el Hemisferio Norte.
Sea Shepherd da la bienvenida a este anuncio de Japón y lo ve como un desarrollo positivo de eventos.
El Capitán Paul Watson emitió un comunicado, diciendo: “Estamos encantados de ver el fin de la caza de ballenas en el Santuario de Ballenas del Océano Austral. Estamos encantados de que pronto tendremos un Santuario de Ballenas en el Atlántico Sur y esperamos continuar oponiéndonos a las tres naciones balleneras piratas de Noruega, Japón e Islandia. La cacería de cetáceos como “industria legal” ha terminado. Todo lo que queda es barrer a los piratas.”