La basura no desaparece como por arte de magia. Esa botella, ese pedazo de plástico, ese pedacito de plumavit, con seguridad pueden llegar a tener AÑOS circulando por las costas, amenazando al ecosistema.

Insistimos… ¿no es hora de ponerse en acción? Pronto, vamos a volver a pedirles ayuda para devolver la mano al Océano y, entre todos, liberarlo de la carga de basura que lo está ahogando y que envenena a la fauna marina, día tras día.

#MarineDebrisCampaign #AcciónDirecta #DEFENDER #CONSERVAR #PROTEGER